Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

LOKOMOTIV 2-3 ATLÉTICO DE MADRID JUVENIL A

Triunfo de carácter en el Sapsan Arena

Rodrigo Riquelme, por partida doble, y Cedric marcaron los goles de nuestro equipo, que decantó la balanza a su favor en el tiempo de descuento de la segunda mitad.

FOTO: Ángel Gutiérrez

LOKOMOTIV 2-3 ATLÉTICO


Lokomotiv: Botnar; Silyanov, Ivankov, Iosifov (Karev, 20'), Petrov, Cherny, Mukhin, Petukhov (Chernyakov, 77'), Baraboshkin, Suleimanov (Khlynov, 68') y Osnov.


Atlético de Madrid: Saldaña, Medrano, Marco, Lama, Iker, Castro, Riquelme (Cova, 92'), Germán, Soriano (Quintana, 81'), Salido (Tenas, 63') y Cedric.


Árbitro: Aleksandrs Anufrijevs (Letonia). Mostró tarjeta amarilla a los locales Osnov (48+'), Petrov (66') y Khlynov (86'); y a los visitantes Marco (22'), Salido (48+') y Valera (63').


GOLES:

0-1. 45’. Cedric
, ajustando el balón al palo derecho de Botnar.

0-2. 68’. Riquelme, zurdazo desde fuera del área grande.

1-2. 89’. Osnov, de cabeza, asistido por Chernyakov.

2-2. 90’. Khlynov, de espuela

2-3. 91’. Riquelme, a pase de Tenas.

Un gol de Rodrigo Riquelme en el tiempo de descuento, en lo que fue toda una demostración de personalidad en un final de encuentro absolutamente loco, otorgó al Atlético de Madrid Juvenil A tres valiosos puntos en su visita al Lokomotiv de Moscú, a quien derrotó por 2-3 en partido correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos de la UEFA Youth League.

El cuadro moscovita gozó de la primera oportunidad del choque, cuando en el minuto 5 un libre directo de Baraboshkin desde la frontal del área grande golpeó en el travesaño de la portería defendida por Saldaña. Una ocasión que encontró respuesta relativamente similar en la botas de Rodrigo Riquelme, quien en el 33' también estrelló en el larguero una falta lateral.

Nuestro equipo fue creciendo con el paso de los minutos y al borde del receso inauguró el marcador por medio de Cedric, que colocó en el palo derecho del cancerbero un balón suelto dentro del área grande. Receso después del cual los pupilos de Carlos González no levantaron el pie del acelerador y que con el propio Cedric filtrando pases desde la banda continuaron generando peligro.

En el 66', Rodrigo Riquelme, con un derechazo escorado que sacó Botnar a córner, a punto estuvo de ampliar diferencias; ampliación que el citado ariete madrileño hizo realidad en el 68' con un zurdazo lejano que entró pegado al poste a media altura.

Un tanto que sin embargo no sentenció la contienda, pues en sus postrimerías vio tres goles en tres minutos. En el 89', una falta lateral botada por Chernyakov encontró la cabeza de Osnov para el 1-2 y en el 90', un remate de espuela de Khlynov a centro de Karev se convirtió en el 2-2.

No obstante, cuando más parecía estar contra la cuerdas, nuestro equipo sacó su casta a relucir y en el 91' se puso nuevamente por delante tras un robo de balón de Tenas, quien dio el pase de la muerte para que Riquelme, esta vez sí, decidiera el partido definitivamente.