Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Udinese, el gran rival del grupo


Di Natale es el gran peligro de un equipo que disputó el playoff de la Champions y cayó ante el Arsenal

Estamos ante el gran rival por el primer puesto del Grupo I para el Atlético de Madrid. El Udinese firmó una gran temporada en la Serie A la temporada pasada, donde finalizaron cuartos, lo que les obligó a disputar el playoff de la Champions League para buscar una plaza en la fase de grupos. Sin embargo, los transalpinos no pudieron superar al Arsenal inglés, con el que cayeron 1-0 en el Emirates Stadium de Londres y volvieron a perder 1-2 en la vuelta disputada en el Stadio Friuli a pesar de haberse adelantado con un tanto de Di Natale que igualaba la eliminatoria.

A pesar de haber perdido a su gran estrella de la pasada campaña, el chileno Alexis Sánchez, que ha recalado en el FC Barcelona, los italianos disponen de un ataque mortífero, donde destacan el citado Di Natale, 'capo canonieri' de la pasada Serie A con 28 goles, y Barreto, que regresa a la escuadra de Udine tras tres años en Bari donde ha dado muestras de sus dotes goleadoras, en especial los dos primeros años.

Se trata de un equipo irregular en su estadio, donde no consigue que sea un auténtico fortín, pero muy peligroso a domicilio, como demuestran los ocho triunfos que obtuvo como visitante para alcanzar esa cuarta plaza de la Serie A. Su esquema de juego es un 4-4-1-1, con el esloveno Handanovic bajo palos, una línea defensiva que suelen conformar el sueco Ekstrand, los brasileños Danilo y Neuton como centrales y Pasquale; un mediocampo formado por los ghaneses Asamoah y Badu por el centro con el chileno Isla y el colombiano Armero en las bandas, Pinzi de enganche en la mediapunta y Di Natale como ariete.

Al frente del equipo se encuentra Francesco Guidolin, un veterano técnico italiano con más de 20 años de experiencia en los banquillos. Sus primeros éxitos los cosechó en el Vicenza, donde llevó al equipo de la Serie B a ganar la Copa de Italia en el 97 y disputar la Recopa, llegando hasta semifinales. De ahí comenzó un largo periplo por diferentes banquillos, como su primera y gris etapa en el Udinese, cuatro buenos años en el Bolonia y un ascenso y una clasificación para Europa con el Palermo. De ahí emigró al Mónaco tras un paso fugaz por el Genoa, pero sólo duró una campaña en la Ligue One. Posteriormente pasaría dos nuevas etapas convulsas en el Palermo, antes de recalar en Parma y finalmente llegar al Udinese la pasada temporada, logrando meterle en el playoff de la Champions League, que finalmente no ha podido superar.

El Udinese disputa sus encuentros como local en el Stadio Friuli, con capacidad para 41.652 espectadores, que fue abierto al público en 1976.
etiquetas: