EN EL ATLETI-ATHLETIC CLUB

Un socio, suspendido cautelarmente con carácter indefinido como presunto responsable de un grito racista

Tras la identificación por parte de la Policía del responsable del presunto grito racista recogido en el acta arbitral y en el acta policial del encuentro que nos midió al Athletic Club el pasado 27 de abril, y la comprobación por parte del club de que se trata de un socio abonado de la Grada de Animación, el Atlético de Madrid, aplicando su normativa interna, ha decidido suspender cautelarmente su condición de socio por tiempo indefinido mientras se resuelve su caso en los órganos sancionadores competentes.

La normativa interna del club tipifica como “muy graves” las faltas que supongan “un deterioro de la imagen, prestigio y consideración social del Club Atlético de Madrid” y que vayan contra “el compromiso de este club en su rechazo y oposición a cualquier forma de violencia verbal o física y a todo acto racista, xenófobo o intolerante”.

Reiteramos, una vez más, como ya expresamos durante el desarrollo del partido el propio 27 de abril, nuestra condena rotunda y sin paliativos ante cualquier acto que ataque la dignidad de personas o instituciones y nuestro compromiso para luchar y erradicar todo tipo de violencia en el deporte. Como siempre hemos manifestado, nuestro club se ha caracterizado en sus 121 años de historia por ser un espacio abierto e integrador y no permitiremos que la actitud de unos pocos manche la imagen de miles y miles de aficionados atléticos que apoyan a su equipo con pasión y respeto al rival.

etiquetas:
>