Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EL GOL TEMPRANERO DE SAÚL FUE DECISIVO PARA SUPERAR AL LIVERPOOL

Victoria ante el campeón de Europa

El gol de Saúl a los cuatro minutos acabó derrotando al Liverpool en un Wanda Metropolitano abarrotado y entregado al equipo. Gran partido de los nuestros ante el campeón de Europa.

T. Calvo / FOTO: Á. Gutiérrez

ATLÉTICO 1 – 0 LIVERPOOL

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Savic, Felipe, Lodi; Koke, Thomas, Saúl, Lemar (Llorente, 46’); Correa (Diego Costa, 77’) y Morata (Vitolo, 70’).

Liverpool: Alisson Becker; Alexander-Arnold, Gómez, Van Dijk, Robertson; Henderson (Milner, 80’), Fabinho, Wijnaldum; Salah (Oxlade-Chamberlain, 72’), Firmino y Mané (Origi, 46’).

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Mostró tarjeta amarilla al local Correa (45’); y a los visitantes Mané (40’), Gómez (59’) y Klopp (88’).

EL GOL:
1-0. 4’. Saúl
aprovecha un balón suelto dentro del área pequeña para marcar tras un córner lanzado por Koke.

 El Atlético de Madrid tenía las ideas muy claras desde el principio. Presión alta en todo el campo para intentar robar el balón y acercarse a los dominios de Alisson Becker. Y el fruto de esa presión llegó muy pronto. Primer saque de esquina del partido, Koke pone el esférico en el corazón del área, se queda muerto y Saúl, con la derecha, aprovecha para marcar el primer gol ante el delirio de un Wanda Metropolitano abarrotado. Uno de los objetivos del partido ya estaba conseguido, ponernos por delante pronto en el marcador.

El Liverpool se vio sorprendido y decidió lanzar una ofensiva durante un cuarto de hora que fue infructuosa. Con los nuestros bien plantados en el terreno de juego, con un esfuerzo solidario para tapar los huecos, el conjunto inglés se vio abocado a buscar la portería de Oblak con disparos lejanos que no llegaron siquiera a inquietar al esloveno. Tras esa fase con mayor posesión del esférico ‘red’ volvieron a insistir los nuestros y llegaron tres ocasiones casi seguidas. Primero fue un centro de Lodi que Koke dejó pasar hacia Morata y cuando el ‘9’ iba a rematar despejó un defensa a córner. En el 26, un pase elevado de Thomas hacia Morata lo remató éste y Alisson Becker evitó el 2-0 con el pie. A renglón seguido, Thomas probó fortuna desde fuera del área pero su disparo se marchó cerca del poste derecho de la meta del Liverpool.

Hasta la media hora no llegaría el primer remate cercano al arco de Oblak. Fue Robertson el que lo intentó desde la media luna del área pero el remate se perdió cercano al poste izquierdo de la meta rojiblanca. Hasta el final del primer tiempo no hubo más ocasiones de gol.

La segunda mitad comenzó con dos cambios, uno por bando. Simeone dejó en la caseta a Lemar para dar entrada a Llorente, mientras que Klopp dejó a Mané, que tenía tarjeta y se jugó la segunda en el último minuto, para poner a Origi en el césped. Y el inicio fue parecido al del primer acto, con un Atlético que buscó la meta inglesa pero el centro-chut de Correa murió en las manos de Alisson Becker. El primero en intentarlo por parte visitante fue Salah en el minuto 53 pero no encontró portería.

El partido estaba precioso, con un ambiente espectacular y con dos equipos que iban en busca del gol. Lodi lo intentó para los nuestros pero su disparo desde fuera del área se perdió por poco. La respuesta no se hizo esperar y Henderson, también desde lejos, vio cómo tampoco encontraba portería. Y en el minuto 77 regresó a los terrenos de juego Diego Costa, tres meses después de la lesión, en medio de una atronadora ovación, primero para Correa, y luego para el ‘19’ en su reaparición. Incluso tuvo una ocasión el de Lagarto con un disparo desde fuera del área que salió fuera. La afición llevó en volandas al equipo en la fase final del partido, para dar alas a los nuestros. Al final, valió el gol de Saúl para que la eliminatoria se decida en Anfield el 11 de marzo. Cayó el campeón de Europa en el Wanda Metropolitano.