Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

ABARCARÁ 83.000 METROS CUADRADOS DE SUPERFICIE

Así se instala la membrana de la cubierta del Wanda Metropolitano

El material elegido es PTFE (politetrafluoroetileno), una fibra de vidrio reforzada por teflón, traslúcida y extremadamente resistente.

Conoce a fondo el Wanda Metropolitano

Ponemos a tu disposición una visita virtual a la nueva casa de todos los atléticos. Visítala y disfruta de las visuales del terreno de juego desde cada asiento. Si estás interesado en un abono para la próxima temporada regístrate y nos pondremos en contacto contigo.
Accede a la visita virtual

Tras el izado de los anillos de tracción, la obra del Wanda Metropolitano afronta uno de sus momentos más espectaculares: La colocación durante las próximas semanas de los 720 paneles de PTFE (politetrafluoroetileno) que conformarán los 83.000 metros cuadrados de superficie de la cubierta. Es el último paso de un trabajo de ingeniería de un equipo multinacional, que comenzó con la colaboración de Cruz y Ortiz y Schlaich Bergermann Partner, consultora que firma el diseño de la cubierta.

Desde ese momento, FCC, la constructora del Wanda Metropolitano, se encarga de la selección y la coordinación de los proveedores, líderes en sus campos de actuación, que participan en la construcción y puesta a punto de esta estructura icónica del edificio: La empresa alemana Verseidag produjo el material de la membrana, la compañía italiana Maffeis Engineering diseñó el patronaje y Taiyo lo produjo en sus talleres de Shangai y coordinó su traslado a España.

A partir de ahora, es el turno de Taiyo-Europe y su colaborador Montage Service, compañías alemanas que se encargan de la instalación. Un proceso que ha comenzó en el anillo de compresión norte y el lateral oeste. 

La dinámica a seguir en el caso de los paneles que cubrirán el graderío será idéntica, con la complejidad de que se realizará a 50 metros sobre el suelo. Dos equipos trabajarán al mismo tiempo hasta completar toda la superficie alrededor del óvalo central. A medida que los operadores vayan completando los diferentes paneles se podrán instalar los asientos de los sectores que se encuentren ya a cubierto.

720

Son el número de paneles de PTFE que formarán la cubierta del Wanda Metropolitano.

83.000

Son los metros cuadrados de superficie que abarcará la cubierta de nuestra nueva casa.

6.300

Es el número de toneladas que pesará la estructura de la cubierta del Wanda Metropolitano.

El anillo de compresión (exterior) estará unido al de tracción (interior) por dos pasarelas que permitirán a los operarios realizar las labores de mantenimiento necesarias en los espacios reservados a la iluminación técnica del terreno de juego, situada en el óvalo de la cubierta. Una escotilla permitirá también el acceso a la parte superior de la membrana.

El proceso de instalación consta de varios pasos. Una vez estirados los paneles de material que llegan en grandes rollos, se colocan en su lugar y se procede al tensado utilizando los perfiles de aluminio de sus lados. El politetrafluoroetileno es elástico por lo que cada panel ya se fabrica en previsión con una superficie un 5% más pequeña que la que cubrirá finalmente en el estadio. La membrana es tan resistente como liviana.

Toda la estructura de la innovadora cubierta del Wanda Metropolitano pesará apenas 6.300 toneladas. Un número muy inferior al de estructuras equivalentes de otros estadios. El material es un 35% traslúcido lo que contribuirá a la iluminación del graderío.

Mención aparte merece el voladizo de 16 metros que cubrirá a los aficionados en su acercamiento a la fachada principal. Contará con dos materiales distintos. En la parte superior será de la misma membrana de PTFE que el resto de la cubierta, pero en la inferior estará compuesta por una malla perforada también de PTFE que permitirá el paso del aire para que la estructura mantenga total estabilidad aún en caso de viento.