Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

NUEVA EDICIÓN DE 'TÚ PREGUNTAS'

El izado de la cubierta del Wanda Metropolitano paso a paso 

El club responde las cuestiones que los aficionados nos hacen llegar a través de WandaMetropolitano.com. En este caso, nos centramos en el proceso de construcción de la cubierta. 

Conoce a fondo el Wanda Metropolitano

Ponemos a tu disposición una visita virtual a la nueva casa de todos los atléticos. Visítala y disfruta de las visuales del terreno de juego desde cada asiento. Si estás interesado en un abono para la próxima temporada regístrate y nos pondremos en contacto contigo.
Accede a la visita virtual

La obra del Wanda Metropolitano afronta un momento clave: El izado de los anillos de tracción que delimitarán el óvalo de la cubierta sobre el terreno de juego.

Nuestros aficionados han utilizado el formulario de contacto que el club pone a su disposición en WandaMetropolitano.com para interesarse por los pasos principales del proceso que exponemos aquí. 

Un diseño de Cruz y Ortiz 

El club planteó a los arquitectos del Wanda Metropolitano desde un primer momento el requerimiento de contar con una cubierta que contribuyera a mejorar la experiencia del espectador. De Cruz y Ortiz partió el diseño.

La consultora elegida para ofrecer el mejor resultado en términos de ingeniería fue 'schlaich bergermann partner', una multinacional de gran prestigio y una dilatada trayectoria en el mundo del deporte y el fútbol en particular. Las cubiertas de Maracaná, el Soccer City de Johannesburgo o el estadio nacional de Bucarest en el que ganamos nuestra última Europa League llevan su firma. 

6.000

La cubierta, una vez finalizada, contará con 6.000 toneladas de acero.

83.000

Se utilizarán 83.000 metros cuadrados de fibra de vidrio para la membrana de la cubierta.

57

La cubierta alcanzará una altura máxima de 57 metros y una mínima de 45 metros.

No obstante, el proyecto del Wanda Metropolitano será único en términos de innovación. Por primera vez la cubierta de un estadio contará con un doble anillo de compresión (exterior) y otro de tracción (interior) unidos por cables de acero que se cruzarán hacia la mitad de camino entre uno y otro. Los que parten desde el anillo exterior superior se anclarán al anillo interior inferior y los que nacen del anillo exterior inferior se unirán al anillo interior superior.

El resultado, una forma geométrica impresionante, y la particularidad de la cubierta, que tendrá diferentes alturas en función de la grada, harán de esta estructura un elemento icónico y que dotará de una gran personalidad al estadio. "Será estable, esbelta y elegante", concluye Mike Schlaich, director de schlaich bergermann partner. 

  
Finalizada la fijación del anillo de compresión

Un proceso en marcha 

De finales de julio a principios del pasado mes de noviembre los trabajos en relación a la cubierta se centraron en la instalación del doble anillo exterior de compresión en la parte superior de cada grada. Los gigantescos módulos se fueron ubicando consecutivamente desde la grada este hacia la oeste cerrando la estructura tridimensional fundamental para proceder a la siguiente fase de la construcción, el izado de los dos anillos de tracción interiores. 

Para este proceso, además de la colocación de los 96 cables radiales de acero que sustentarán en el futuro la membrana de fibra de vidrio, ha sido necesaria la instalación de 48 gatos encargados del tensado que se realiza en base a los parámetros del modelo teórico diseñado por los ingenieros de 'schlaich bergermann partner'. 

En una primera etapa, se eleva el anillo de tracción superior y se anclan a él los puntales flotantes que le unirán al anillo de tracción inferior cuando éste se eleve (segunda etapa). Posteriormente, se abordará la tercera y última fase en la que se elevará el doble anillo de tracción para alcanzar la cota máxima que oscilará entre 45 y 57 metros de altura en función de la grada. 

La membrana como antesala de los asientos

Una vez los 5,8 kilómetros de radios de acero estén conectados y tensados será el momento de la instalación de los 83.000 metros cuadrados de membrana de fibra de vidrio. Operarios especializados comenzarán a desplegar y tensar la membrana que completará la cubierta y, por tanto, a proteger la grada de las inclemencias del tiempo. En ese momento, podrá comenzar la instalación de los asientos