LAS ROJIBLANCAS CEDEN LA TERCERA PLAZA

Dura derrota en Barcelona

El Atlético de Madrid Féminas cae ante el RCD Espanyol por (2-1). Las de Jesús Núñez no pudieron sacar un resultado positivo en un campo que se les resiste en los últimos años. Paloma adelantó a las locales, pero un minuto después Esther ponía la igualada. N. Mendoza daba la victoria final en el ecuador del segundo periodo.

RCD ESPANYOL, 2 (Paloma y N. Mendoza); ATLÉTICO DE MADRID FÉMINAS, 1 (Esther).

RCD Espanyol: Jamila; Cristina (Julia, 81’); A. Pereira, S. Matías, Pomares, Debora (Sara, 86’); Emma, María León, Paloma y Bárbara (Haley, 71’).

Atlético de Madrid Féminas: Noelia Gil; Pisco, Tudela, Marta Carro, Moya, Serrano, Claudia, Nagore, Esther (Laura Ortega, 77’); Amanda y Jade (Blanca, 83’).

Árbitro: Óscar Sauleda (Comité Catalán). Amonestó en las filas del Atlético de Madrid a Nagore (10’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20ª de la Primera División Femenina. Ciudad Deportiva Dani Jarque. Asistieron al encuentro unas 250 personas.

GOLES:

1-0 (46’). Paloma, recoge un rechace en el área pequeña.
1-1 (47’). Esther, remata en el segundo palo un centro de Amanda.
2-1 (72’). N. Mendoza, anota con un cabeza en el primer palo en la salida de un córner.

El Atlético de Madrid Féminas continúa sin sacar buenos resultados lejos de su feudo, y este fin de semana volvió a cosechar una nueva derrota ante el RCD Espanyol (2-1). Con este tropiezo, las rojiblancas caen a la cuarta plaza con 39 puntos, los mismos que tiene el Rayo Vallecano, próximo rival de las colchoneras.

Las de Jesús Núñez buscaban sumar los tres puntos en un campo en donde no lo conseguían desde la temporada 2008. El RCD Espanyol venía herido en su orgullo tras perder hace una semana en el derbi catalán ante el FC Barcelona. Aunque el Atlético de Madrid también necesitaban los tres puntos para romper el gafe de esta temporada en Barcelona.

El encuentro comenzaba con la posesión del esférico muy repartida. El primero en avisar de sus intenciones serían las locales. La delantera Paloma ganaba la espalda a la defensa rojiblanca y se plantaba sola ante Noelia Gil, pero la guardameta sacaba una buena mano abajo que dejaba el esférico en el área pequeña y Debora, con todo a su favor, lo estrellaba en Pisco que sacaba bajo palos en la ocasión más clara del partido.

El Atlético de Madrid intentaba salir de la presión con balones en largo en busca de sus jugadoras más veloces, pero se estrellaban una y otra vez ante una defensa muy férrea y sin fisuras.

La granadina Esther tuvo el 0-1 en sus botas. La delantera enganchaba una volea desde el punto de penalti tras un centro de Amanda, pero su disparo se estrellaba en el travesaño y el rechace lo intentaba rematar de chilena sin fortuna.

Con el 0-0 se llegaba al descanso. Y tras la reanudación llegaría unos minutos de locura. No se había cumplido el primer minuto de partido, y Paloma aprovechaba un rechace en el área para poner el 1-0 en el luminoso. La reacción no tardó en llegar, y justo un minuto después, Esther igualaba la contienda al rematar a placer en el segundo palo un centro de Amanda.

Con el 1-1 llegaban los mejores minutos del Atlético. Numerosas ocasiones con sello rojiblanco que no terminaban por cuajar. Primero Jade con varios disparos desde la frontal del área que se marchaban por muy poco. Acto seguido, un mano a mano de Amanda Sampedro ante Jamila, que la guardameta despejaba con el pie y se estrellaba en el palo.

Las acciones de peligro rojiblanco no cesaban, y el RCD Espanyol sufrió el asedio colchonero durante la segunda parte. Noelia Tudela y Claudia también pudieron adelantar al equipo madrileño, pero todas las jugadas concluían con un mismo final.

Eran los mejores minutos del Atleti y se merecía el gol por la insistencia y el derroche físico. El técnico seguía metiendo pólvora en el ataque en busca del gol de la victoria, pero en una acción a balón parado llegaría el revés más duro del encuentro. Un saque de esquina ejecutado por María León al corazón del área se quedaba corto, y en primer palo se adelantaba N. Mendoza, que con la cabeza, anotaba el 2-1 definitivo.

Aún quedaban minutos para intentar dar la vuelta al marcador, pero el Atlético de Madrid no encontraba la vía de acceso. Finalmente los tres puntos se quedan en Barcelona y ya sólo toca pensar en el próximo rival del sábado, nada más y nada menos que el Rayo Vallecano.


>