Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

GODÍN ADELANTÓ A LOS NUESTROS, RAMOS IGUALÓ Y EN LA PRÓRROGA GANÓ EL MADRID

El Atlético cayó en la prórroga

El Atlético de Madrid no mereció este castigo. 40 años después, segunda final de la máxima competición continental y de nuevo derrota. Godín adelantó a los nuestros, Ramos empató en la prolongación y Bale, Marcelo y Ronaldo, éste de penalti, acabaron la final.

T. Calvo / FOTO: A. Gutiérrez

REAL MADRID 4 – 1 ATLÉTICO DE MADRID

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Ramos, Coentrao (Marcelo, 58’); Modric, Khedira (Isco, 58’), Di María; Bale, Benzema (Morata, 79’) y Cristiano Ronaldo.

Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis (Alderweireld, 83’); Raúl García (Sosa, 66’), Tiago, Gabi, Koke; Villa y Diego Costa (Adrián, 9’).

Árbitro: Kuipers (Holanda). Expulsó a Simeone (120’). Mostró tarjeta amarilla a los madridistas Sergio Ramos (26’), Khedira (45’) y Carvajal (89’); y a los rojiblancos Raúl García (26’), Miranda (52’), Villa (72’), Juanfran (74’), Koke (87’) y Gabi (99’).

GOLES:
0-1. 36’. Godín
cabecea adelantándose a Casillas tras un pase de cabeza de Juanfran.
1-1. 93’. Sergio Ramos cabecea a la red un córner botado por Modric.
2-1. 110’. Bale cabecea a la red en el segundo palo un rechace de Courtois.
3-1. 117’. Marcelo marca desde el borde del área.
4-1. 119’. Cristiano Ronaldo, de penalti.

No pudo ser. El Atlético de Madrid hizo un gran partido durante los 90 minutos pero en la prolongación Sergio Ramos puso el 1-1 y fue una jugada decisiva, porque en la segunda parte de la prórroga Bale, primero, Marcelo después y, de penalti, Ronaldo, cerraron una final con un resultado demasiado cruel para un Atlético de Madrid que no mereció tal castigo.

La segunda cita con la historia en la máxima competición continental se quedó en otro intento. 40 años después, no con el Bayern Munich como finalista, volvió a suceder algo parecido a aquella noche en Bruselas. Godín había adelantado a los nuestros en el minuto 36 pero Sergio Ramos, en el tiempo añadido, empató. El partido fue a la prórroga, maldita prórroga, porque el Real Madrid acertó y se llevó la Champions.

La final había comenzado como se esperaba, con mucha tensión en ambos equipos, con un Atlético de Madrid con Diego Costa en el once, pero que duró poco en el terreno de juego, ya que a los 9 minutos tuvo que ser sustituido por Adrián. El equipo se mostró bien plantado desde el principio y no dejaba resquicios al Real Madrid. Las ocasiones no se prodigaron en ese primer acto, ya que ambos conjuntos sólo crearon peligro a balón parado.

El primero en probar fortuna fue Raúl García, desde fuera del área, pero su disparo se perdió fuera. Los blancos lo intentaron por medio de Modric y Cristiano Ronaldo, ambos en sendas faltas directas pero que atrapó Courtois. Bale tuvo la mejor ocasión del Real Madrid pero su disparo no encontró puerta. El que sí lo hizo fue Godín, quien marcó de certero cabezazo el primer tanto del partido tras un pase de cabeza de Juanfran. El tanto era el broche de oro a un primer tiempo en el que los nuestros se habían mostrado firmes en defensa y contundentes en ataque. Pero tocó sufrir en la segunda mitad porque el Real Madrid lo iba a intentar de todas las maneras posibles. Courtois tuvo que sacar a córner un golpe franco directo de Ronaldo. La contestación llegó por parte de Adrián, que salvó Khedira desviando al córner. Ronaldo y Bale lo intentaron pero sus remates no encontraron portería.

En el último suspiro de la prolongación, Sergio Ramos llevó la final a la prórroga con un cabezazo en un saque de esquina de Modric. La prórroga fue un suplicio para los nuestros. El empate había sido un mazazo y físicamente el equipo estaba muy castigado. Juanfran acabó con molestias, Koke también y en la segunda mitad del tiempo extra, Bale y Marcelo sentenciaron para los blancos.