Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético de Madrid Féminas B consigue un empate in extremis ante el Pozuelo (1-1)

Laurita consiguió el gol del empate en el minuto 90

El Atlético de Madrid Féminas B consiguió un punto ante el Pozuelo A en los últimos compases del partido (1-1). Las rojiblancas firmaron las tablas in extremis, incluso pudieron haberse llevado los tres puntos, ya que tras conseguir el empate, en la siguiente jugada estrellaron un disparo en el travesaño.

Las pupilas de Alberto Pascual presentaron una gran imagen ante el Pozuelo, un rival muy rudo y más en su feudo. Las colchoneras venían de recibir un importante correctivo en Torrejón, y tenían ganas de resarcirse, no lo consiguieron con los tres puntos, pero si dieron una buena imagen, con esta actitud pocos partidos perderán las madrileñas.

Fue un partido típico de las franquirrojas, de los que te marcan y tienes que ir a contrarriente en busca del empate. De todas maneras las rojiblancas perdonaron de cara a gol, en la primera mitad dispusieron de varias jugadas, mano a mano pero sin fortuna que hubiesen cambiado el devenir del partido.

En los primeros cuarenta y cinco minutos las colchoneras controlaron el partido, muy bien plantadas sobre el terreno de juego y con la lección aprendida de los partidos anteriores. Blanquita tuvo en sus botas el primer gol, pero la cancerbera local salvó a su equipo del primero. Las ocasiones se iban sucediendo, Mamen, Vera, Piojo, Blanquita, fueron las que dispusieron de las ocasiones más claras, pero parecía que el balón no quería entrar.

Se alcanzó el descanso con el resultado inicial de 0-0. En el segundo tiempo, un mal comienzo de las colchoneras las sentenciaron, fueron 15 minutos donde el Pozuelo salió al terreno de juego con más intensidad, y dispuso de varias ocasiones de gol, todas generadas por la banda derecha, hasta que llegó el gol, un centro por el perfil derecho, y el posterior remate dentro del área, supuso un duro varapalo para las chicas de Alberto Pascual, pero este equipo se sabe reponer ante cualquier adversidad, y el gol les hizo más fuertes sobre el terreno de juego.

Tras el gol llegaron los mejores minutos del Atlético de Madrid Féminas, era un continúo acercamiento a la meta local, pero todas las ocasiones se desvanecían. Paula López dispuso de varias ocasiones para igualar el electrónico, al igual que Bicha y Laurita, pero la suerte no estaba de su parte.

Entonces saltó al terreno de juego Laurita, que fue convocada por el primer equipo para disputar su partido ante la Real Sociedad, pero al no disputar ningún minuto con el primer equipo pudo jugar con el filial, y cosas de la vida, fue ella la que trajo la igualada al marcador. La jugada nació en las botas de Balle, que elevó el esférico por encima de la defensa del Pozuelo y Laurita sola ante la portera la bate, el disparo tuvo su intriga, ya que fue entrando poco a poco, más bien llorando, parecía que no quería entrar, pero finalmente el fútbol fue justo y entró.

A renglón seguido llegó otra clara ocasión de las rojiblancas, ya casi con el tiempo cumplido, Almudena estrellaría su disparo en el travesaño, lo que hubiese supuesto el 1-2, y la remontada colchonera.

Últimos minutos de infarto que finalmente se saldó con un reparto de puntos. El Atlético de Madrid Féminas ya piensa en su próximo rival, recibirá en el Cerro del Espino al Torrelodones.

etiquetas: