Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético Féminas prolonga su maleficio en Lezama tras perder ante el Athletic (4-0)

La mala suerte acompañó a las rojiblancas durante todo el partido

El Atlético de Madrid Féminas alarga su maleficio en tierras bilbaínas, tras perder ante el Athletic de Bilbao (4-0). Las rojiblancas suman otro año más sin ganar en Lezama y parece que nada va a cambiar hasta la temporada que viene. A pesar de lo abultado del resultado las rojiblancas aguantaron bien las embestidas y el juego tan vertical del Athletic de Bilbao, pero las locales supieron marcar los tiempos del partido y sentenciar el encuentro en los momentos claves junto con todo esto hay que sumar que a las madrileñas le persiguió la mala suerte durante todo el partido.

Las colchoneras llegaban a Lezama con mucha moral tras la buena imagen dada ante el Espanyol en el Cerro del Espino, pero las pupilas de Antonio Contreras conocían la dificultad del partido y que las bilbaínas son muy fuertes en su feudo.

El partido comenzaba como se esperaba, con un Athletic de Bilbao electrizante que buscaba un gol tempranero para encauzar el encuentro. Pero en los primeros cuarenta y cinco minutos las rojiblancas aguantaron el vendaval y empezaron a soltarse realizando el juego que tanto les caracteriza, con posesión de balón y defendiendo a la perfección la salida de balón del Athletic de Bilbao. Al ver la situación, las vascas empezaron a dar balones en largo a la espalda de la defensa, para encarar a su adversario y centrar al área, así eran todas las jugadas de peligro de las locales.

El primer aviso bilbaíno llegaría cuando no había transcurrido un minuto de partido, con una acción por la banda derecha, encara y regatea a Leire, pero el centro-chut lo atrapa Nuria sin complicaciones. Pero las rojiblancas, poco a poco se fueron estirando, ya no era el juego de los primeros cinco minutos donde el Athletic dominaba el partido, empezaron a entrar en acción el centro del campo, Nagore y Lucía y comenzaron a jugar como les caracteriza. Las madrileñas dispusieron de dos saques de esquina casi seguidos donde tuvo que emplearse a fondo la cancerbera Ainhoa, ya que casi culminan en gol.

El peligro y la posesión era rojiblanca, poco a poco iban creciendo con el paso de los minutos, y Luky estuvo a punto de adelantar al Atlético de Madrid Féminas, de nuevo a balón parado, en un saque de esquina, el centro de la madrileña se fue cerrando poco a poco pero Ainhoa despejó con los puños cuando ya casi estaba dentro el esférico.

Cuando mejor estaba jugando el Atlético de Madrid llegó el gol del Athletic que sentó como un jarro de agua fría, en una pérdida en el centro del campo de Nagore, a la que le hacen falta y el colegiado no pita, la joven canterana quedó dañada en el terreno de juego pero el Athletic continuó la jugada sin lanzar el balón fuera, Murua cogió el balón en la frontal del área y sin pensárselo dos veces lanzó un latigazo que se cuela por la escuadra izquierda de Nuria, imparable. Con el gol, el numeroso público que asistió a Lezama se vino arriba, alentando a sus jugadoras al segundo gol que llegó pocos minutos después en una acción desafortunada, un centro por la banda izquierda, al corazón del área y Vane se lanza al suelo para cortarlo, con tan mala suerte que introduce el balón en su propia portería, mala suerte para Vane que está realizando una de las mejores campañas en el Atlético de Madrid en el centro de la zaga junto con Marta Carro.

Con el resultado de 2-0 encararían al túnel de vestuarios, el juego vertical de las bilbaínas les hizo marcharse con esa renta al descanso. Como ya advirtió Marti en la previa del partido había que tener mucho cuidado en los minutos iniciales después del descanso, ya que las locales salen muy fuertes, pero fue todo lo contrario, las rojiblancas salieron enchufadas después del descanso y tuvieron varias ocasiones para recortar diferencias, un gol les metía por completo en el partido, pero el tiempo pasaba y no llegaba ese ansiado gol, el técnico rojiblanco pedía calma a sus jugadoras, quedaba mucho tiempo aún.

Entonces llegó una acción un tanto dudosa, un pase en profundidad a una jugadora que se encontraba en fuera de juego posicional, al ver que el pase iba hacia ella empezó la carrera hacia el balón, pero vio que la lateral llegaba al esférico, dejó la carrera, el juez de línea levantó el banderín como posición antirreglamentaria pero el colegiado decretó que se siguiese la jugada cogiendo a la defensa colchonera descolocada, y en un centro al área llegaba el segundo gol en la cuenta personal de Murua. Con 3-0 las cosas se pusieron cuesta arriba, las madrileñas empezaron a pensar en el próximo partido, Priscila, que no fue titular, arrastraba problemas físicos, no quiso forzarla el míster extremeño.

Lucía tuvo el 3-1 en sus botas, en una jugaba aislada en el centro del campo, viendo a la portera Ainhoa adelantada, lanzó a portería, pero su disparo se quedó corto y a la cancerbera local le dio tiempo a corregir su posición.

Con el tiempo ya cumplido llegaría el cuarto de las locales, otra acción desafortunada terminó con una mano involuntaria de Vane dentro del área, y el colegiado no se lo pensó dos veces y decretó la pena máxima, y Guru se encargo de la responsabilidad de lanzar el penalti, lo lanzó a la izquierda de Nuria, engañando a la portera rojiblanca. Tras el gol el colegiado indicó el final del partido.

Otro año más sin conocer la victoria en Lezama, pero tras este traspiés sólo queda reponerse, el próximo fin de semana viene tiene otro desplazamiento complicado a Sant Gabriel.

ATHLETIC CLUB DE BILBAO, 4 (Murua, 2, Guru de penalti y Vane en propia puerta); ATLÉTICO DE MADRID FÉMINAS, 0.

Athletic Club de Bilbao: Ainhoa, Itsaso (Joana 85'); Nekane, Tzibi, Murua (Paula, 80'); Iraia, Gangoiti, Olabarrieta, Ibarra (Naiara, 75'); Saioa y Guru.

Atlético de Madrid Féminas: Nuria; Leire, Marta Carro, Vane, Paula Serrano, Nagore, Lucía, Pisco (Miri, 67'); Luky (Leti, 71'); Amanda y Marianela (Constanza, 54').

Árbitro: Bikandi Garrido (Comité Vasco). Expulsó al preparador físico del Atlético de Madrid Fémninas, Ángel Pavón (65').

Incidencias:
Instalaciones Deportivas de Lezama. Partido correspondiente a la cuarta jornada de Superliga. Asistieron al encuentro unas 600 personas.
GOLES:

1-0 (32'). Murua, marca con un fuerte disparo a la escuadra izquierda de Nuria.
2-0 (36'). Vane, gol en propia puerta.
3-0 (66). Murua, culmina un centro desde la banda derecha.
4-0 (90). Guru, de penalti.
etiquetas: