Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

REMONTARON UN 2-0 EN CONTRA

Esther llegó al rescate

El Atlético de Madrid Féminas consiguió un empate ‘in extremis’ ante el Oviedo Moderno gracias a un ‘doblete’ de Esther González que entró en la segunda parte. Debutaron con el primer equipo Noelia Villegas y Leire Aranguren.

OVIEDO MODERNO, 2 (Mery y Lucía); ATLÉTICO DE MADRID FÉMINAS, 2 (Esther, 2).

Oviedo Moderno: Maru; Eider (Lole, 66’); Gordi, Mery, Iris, Julia, María Iglesias, Paula (Isina, 66’); Mogo (Migallón, 53’); Irene y Lucía.

Atlético de Madrid Féminas: Lola Gallardo; Pisco, Tudela, Marta Carro (Leire, 72’); Moya (Esther, 46’); Nagore (Balle, 89’); Claudia, Serrano (Noelia Villega, 60’); Amanda, Borges y Jade.

Árbitro: Alonso de la Lama (Comité Asturiano). Amonestó en las filas del Oviedo Moderno a: Lucía (50’), Mery (64’), Maru (90’) y expulsó por doble cartulina amarilla a: Iris (24’ y 62’) y por parte del Atlético de Madrid Féminas a: Serrano (19’), Amanda (24’), Jade (41’), Lola Gallardo (70’) y roja directa a Borges (85’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22ª de la Primera División Femenina. Estadio Manuel Díaz Vega. Asistieron al encuentro unas 200 personas.

GOLES:

1-0 (17’). Mery, remata en el primer palo en un saque de esquina.
2-0 (52’). Lucía, con una gran vaselina ante la salida de Lola Gallardo.
2-1 (80’). Esther, bate a Maru en un mano a mano.
2-2 (90’). Esther, culmina la remontada con un cabeza en la salida de un córner.

Empate agónico entre el Atlético de Madrid Féminas y el Oviedo Moderno (2-2). Las rojiblancas firmaron las tablas en uno de los campos más complicados de la Primera División tras remontar un 2-0 en contra. La granadina Esther González, que entró en la segunda mitad, hizo los dos goles rojiblancos en los últimos compases del partido. Cuando el encuentro estaba más cuesta arriba, el técnico Ferney Agudelo dio la oportunidad de debutar a las jugadoras Noelia Villegas y Leire Aranguren, que cumplieron con creces.

Las rojiblancas afrontaban una nueva jornada de Liga tras el parón de hace una semana. Las madrileñas querían sumar los tres puntos lejos de su casa para quitarse la espina de los últimos encuentros ante la Real Sociedad y el Espanyol.

Pero enfrente se encontraba el Oviedo Moderno, un equipo muy joven y con ilusión que ha convertido este año su territorio en un auténtico fortín. Tan sólo el Valencia y el Levante sumaron los tres puntos en sus respectivas visitas, mientras que los dos primeros clasificados tampoco pasaron del empate.

Las jugadoras de Ferney Agudelo eran conscientes de la dificultad que conllevaba el encuentro, pero llegaban motivadas y con ganas de sumar el triunfo. El Atlético alineaba su once de gala con dos cambios respecto al de hace dos semanas en el derbi madrileño.

En los primeros compases de partido destacó la dureza en cada una de las acciones con el balón por medio. Incluso el Oviedo se pudo quedar con diez jugadoras por una patada por detrás sin balón de Iris a Moya. El colegiado asturiano le mostró la cartulina amarilla. El partido se fue calentando y al árbitro no le tembló la mano a hora de mostrar las amonestaciones.

El Oviedo sería el primero en avisar, pero se topó con Lola Gallardo. La delantera local ganaba la espalda a la defensa rojiblanca y se plantaba sola ante la portera sevillana, que respondía con una magnífica parada con los pies. Acto seguido, un lanzamiento de Irene desde el vértice del área se paseó por el palo.

Las locales avisaron pero a la tercera fue la vencida. Las colchoneras estaban advertidas del peligro que tenían las ovetenses a balón parado, pero de nada sirvió para que Mery ganase la posición y con su puntera remataba a fondo de la red. El Atlético de Madrid intentaba reaccionar, pero el Oviedo no se lo permitía parando las acciones con falta.

Jade tuvo en sus botas el empate, pero su disparo desde tres cuartos de campo, aprovechando que Maru se encontraba adelantada, se estrellaba en la madera.

Con el 1-0 se llegaba al descanso. El técnico rojiblanco tomó la decisión de dar entrada a Esther González por María Moya. Su entrada dio más presencia en la punta de ataque al conjunto rojiblanco.

Pero cuando más merecía el empate el Atleti llegaba un jarro de agua fría. Lucia aprovechaba un balón a la espalda de la zaga para subir el 2-0 con una bonita vaselina ante la salida de Lola Gallardo. El encuentro se le ponía muy cuesta arriba a las colchoneras, pero vieron un rayo de esperanza en el ecuador de la segunda parte cuando el colegiado expulsaba a Iris por doble cartulina amarilla.

Con diez futbolistas sobre el terreno de juego, el Oviedo ya se dedicó a defender una y otra vez las embestidas rojiblancas. Esther a falta de diez minutos recortaba diferencias en un mano a mano ante Maru.

Pero las fuerzas se nivelaban cinco minutos más tarde con la expulsión por roja directa de Ana Borges. A la portuguesa se le escapó el control del balón, con la mala fortuna de resbalarse y arrollar a la jugadora ovetense. El trencilla le mostró la cartulina roja, quizá demasiado castigo para la lusa.

En el descuento llegaba el empate. Con el Atlético de Madrid ya volcado buscando el milagro, Esther se suspendía en el aire para rematar con la cabeza un saque de esquina, el testarazo se colaba al fondo de la red. Incluso el Atleti gozó de dos saques de esquina más para poner el 2-3 en el marcador.

Finalmente reparto de puntos para los dos equipos. El Atlético se mantiene en la cuarta plaza a dos puntos del Valencia. El próximo partido tendrá lugar el sábado 8 de marzo a las 11:45 horas ante el Prainsa Zaragoza en la Ciudad Deportiva de Majadahonda.