Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

La aficionada más longeva recibe la visita de su Atleti

Doña Vicenta Calderón cumple 105 años y ha recibido el regalo más esperado de sus últimos años; la felicitación en persona de su atleti en vísperas de su aniversario. Don Enrique Collar, Presidente de la Fundación Atlético de Madrid, visitó el viernes 4 en la Residencia de Mayores de la localidad madrileña Sevilla la Nueva a la aficionada rojiblanca más longeva, a la que quiso agasajar con merecidos regalos, entre los que cabe destacar una fotografía del ex jugador dedicada o la camiseta oficial firmada por el primer equipo, que, como un acto reflejo, Doña Vicenta rápidamente se superpuso sobre su ropa nada más recibirla. A este particular homenaje tampoco quiso faltar el ejecutivo de la localidad en la que Doña Vicenta reside, con Don Mario Utrilla, Alcalde de Sevilla la Nueva, a la cabeza, quien hizo entrega a protagonista de un ramo de rosas rojiblancas, Doña Carmen Amarillo, Concejala de Asuntos Sociales, Don Juan Ángel Gato, Jefe de Protocolo del Consejo Superior de Deportes (CSD), así como la directiva y personal de la residencia de mayores, como Doña Sonia García o Doña Lourdes Calderón de la Barca, Directora y Responsable de Animación de la residencia, respectivamente. Doña Vicenta demostró tener verdadera pasión por el club de su vida y nunca mejor dicho, puesto que presume de haber nacido 21 días antes de la fundación del Atlético (26 de Abril de 1903), algo que cree haberle marcado para siempre. Desde hace cuatro años, doña Vicenta vive en la Residencia de Mayores en Sevilla La Nueva, en la que comparte sus vivencias con compañeros y cuidadores. Le cuesta recordar tantísimas hazañas, aunque no titubeó durante una amena conversación mantenida con uno de los veteranos más destacados de la historia de su equipo. Don Enrique Collar, contagiado por un momento tan emotivo, no dudó sugerir la posibilidad de que la gran protagonista del momento acudiera a un partido en el Estadio Vicente Calderón, momento en el que a Doña Vicenta se le iluminó el rostro a la vez que buscaba miradas cómplices entre sus cuidadores. El Presidente de la Fundación insistió, añadiendo que sería un honor recibirla allí. '¿A qué jugador te gustaría conocer?”, continuó Don Enrique Collar. 'No conozco los nombres. Veo los partidos y unos juegan mejor que otros, pero no sé los nombres. Aunque todos son buenos, porque son del Atleti”, respondió Doña Vicenta. Doña Vicenta, viuda y sin hijos, advirtió que el sábado (día de su 105 cumpleaños) continuaría la celebración para ella, puesto que esperaba la visita de sus sobrinas. 'Mis sobrinas son lo único que me queda. No he tenido a nadie, sólo a mi marido que murió ya hace mucho, siempre conmigo y, además del Atleti”, concluyó la entrañable Doña Vicenta. Con la visita de Don Enrique Collar, en representación del Club Atlético de Madrid y su Fundación, llegó a la residencia de Sevilla La Nueva una gran dosis de alegría, así como un ansiado regalo para la atlética más grande. Violeta Segura
etiquetas: