Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

HOGAR ATLÉTICO ENTRE 1923 Y 1966

Se cumplen 97 años de la inauguración del Metropolitano

El 13 de mayo de 1923 se vivió la primera gran tarde de fútbol en el Stadium Metropolitano, casa rojiblanca desde 1923 hasta 1966.

El 13 de mayo de 1923 el Stadium Metropolitano abrió sus puertas por primera vez. Impulsado por los hermanos Otamendi, naturales de San Sebastián y creadores del Metro de Madrid, abrió sus puertas con un encuentro de carácter amistoso entre nuestro equipo, entonces denominado Athletic Club de Madrid, y la Real Sociedad (2-1). Los rojiblancos formaron con Mata; Olalquiaga, Pololo; Marín, Burdiel, Fajardo; Bustillo, Gomar, Triana, Ortiz de la Torre y Olaso. El atacante Monchín Triana fue el primer goleador de la historia del Stadium Metropolitano.

La inauguración del Stadium contó con la presencia de las más altas esferas y autoridades, que no quisieron perderse tan histórico encuentro. Destacó la asistencia de la Reina Doña María Cristina, madre del Rey Alfonso XIII, junto a otros miembros de la familia real española y del Infante Juan de Borbón, quien realizó el saque de honor.

El Stadium Metropolitano fue hogar atlético desde 1923 hasta 1966, año en el que nuestro club se mudó al Estadio del Manzanares. Ubicado cerca de lo que hoy se conoce como la Avenida de la Reina Victoria fue el tercer estadio de nuestra historia tras el Campo del Retiro (1903-1913) y del Campo de O’Donnell (1913-1923). Con capacidad para 25.000 espectadores y con el primer terreno de juego de césped de nuestra historia, gozaba de una pista que rodeaba el campo destinada a otros usos deportivos.

La configuración arquitectónica del estadio, junto con su magnífico emplazamiento, pronto fue digno de admiración. En la zona del fondo de unas de las porterías, aprovechando la peculiaridad del terreno que formaba un anfiteatro natural, se cimentó la famosa y espectacular “gradona”, lugar que dio cobijo a miles de aficionados. Desde la parte superior de la “gradona”, se accedía al campo a una altura de 16 metros sobre el nivel del mismo, observando una perfecta visión cenital del Stadium, que provocaba una impresión maravillosa. Sus buenas condiciones sirvieron no solo para ser uno de los mejores estadios del país durante varias décadas, si no para albergar encuentros de la Selección Española e incluso competiciones internacionales de otras disciplinas deportivas.

La Guerra Civil española, que tuvo lugar entre 1936 y 1939, destruyó casi por completo el Stadium Metropolitano, obligando al entonces Atlético-Aviación a jugar en Chamartín y Vallecas durante las obras. Los trabajos de reconstrucción fueron dirigidos por el arquitecto Javier Barroso, ex jugador y directivo del club que años más tarde ostentaría el cargo de presidente. Reinaugurado el 21 de febrero de 1943 bajo el nombre de Estadio Metropolitano, el primer encuentro oficial volvió a reabrir sus puertas con un apasionante derbi madrileño que se tiñó de rojiblanco gracias al dos a uno final.

El 15 de abril de 1950 el Estadio Metropolitano pasó a ser propiedad de nuestro club y días más tarde, el 23 del mismo mes, vivió la celebración de su primer campeonato de Liga, el tercero de la historia rojiblanca. En 1954 se realizó lo que a la postre sería la última remodelación del estadio en la que se suprimió la pista que rodeaba el terreno de juego y se construyeron nuevos graderíos para dotar al Metropolitano de un aforo cercano a los 60.000, espectadores, contando con alrededor de 11.000 localidades de asiento.

Una de las fechas más destacadas del Metropolitano tuvo lugar el 17 de septiembre de 1958, fecha en la que nuestro equipo debutó en la Copa de Europa con un abultado 8-0 ante el Drumcondra irlandés en lo que aún a día de hoy es la mayor goleada de nuestra historia en competiciones europeas.

Si bien el último encuentro disputado en el Metropolitano tuvo lugar el siete de mayo de 1966 en un compromiso copero que enfrentó a nuestro equipo con el Athletic Club de Bilbao, con el resultado fue de uno a cero favorable a los de Domingo Balmanya gracias al tanto del hondureño Cardona, quedará en el recuerdo que la última temporada disputada en el Estadio Metropolitano nuestro equipo se alzó con el título de Liga conquistado en Sarriá contra el RCD Espanyol.

etiquetas: