Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

ATLÉTICO 3- 2 LEVANTE | DIEGO COSTA Y GODÍN COMANDAN EL LIDERATO ROJIBLANCO

Premio al asedio

El Atlético de Madrid volvió a tirar de orgullo y coraje para conseguir un triunfo que se puso muy difícil con el tempranero gol de Ivanschitz. Godín y Diego Costa obraron la merecida victoria rojiblanca para poner a los de Simeone líderes de la Liga BBVA.

C.Ullán / FOTO: Á.Gutiérrez

ATLÉTICO 3–2 LEVANTE

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe, Gabi, Tiago, Koke (Adrián, 64’), Arda, Villa (Raúl García, 59’) y Diego Costa.
Levante: Navas, Navarro, Vyntra, Pedro López (Ángel, 85’), Juanfran, Diop, Simao M.P (Sergio, 87'), Nikos, Ivanschitz (Pedro Ríos, 74’), Rubén y Barral.
Goles:
0-1. Min 1. Ivanschitz cruza el balón para batir a Courtois
1-1. Min.30. Godín remata de cabeza un gran centro de Juanfran
2-1. Min.47. Diego Costa empala un centro de Gabi
2-2. Min.57. Pedro Ríos aprovecha un contrataque e iguala el marcador.
3-2. Min.77. Diego Costa de penalti
Árbitro: Gónzalez Gónzalez, colegio Castellano – Leonés. Amonestó Gabi (Min.13) a en el Atlético de Madrid. En el Levante fueron amonestados Rubén (Min.11), Nikos (Min.45), Pedro López (Min.56), Diop (Min.67) y (Min.88). Expulso a Juanfran en el minuto 90.
Incidencias: Estadio Vicente Calderón. Partido correspondiente a la 17ª jornada de la Liga BBVA.

El Vicente Calderón ponía el telón final al 2013, un año maravilloso que tenía que terminar de la única manera posible. La victoria era la opción y el Atlético, sabedor de que los tres puntos le hacían dormir como líder en solitario de la Liga, salió con bravura y determinación a por el triunfo. Sin embargo, cosas del fútbol, primera llegada levantina y primer gol. Ivanschitz aprovechó un buen balón entrelíneas para batir a Courtois por bajo. Fue un golpe duro de digerir para el plantel rojiblanco pero si por algo se caracterizan estos jugadores es por su tremendo coraje, porque la fe en nuestro trabajo es infinita. Apoyados por una brillante afición, que otra vez volvió a ser el jugador número 12, Koke y Arda Turan empezaron a dibujar transiciones ofensivas de gran calibre para ir metiendo, cual rodillo, al equipo valenciano en su área.

El Levante, bien plantado en el campo, volvió a avisar por medio de Barral pero Courtois sacó una mano de la chistera para evitar el segundo. Fue un breve inciso en el monólogo colchonero, y es que, los de Joaquin Caparros no conseguían avanzar superada de la línea del centro del campo. Diego Costa empezó a hacer de las suyas y tras un buen recorte probó fortuna con un buen disparo detenido por Keylor Navas. David Villa sería el siguiente en intentarlo pero la poblada defensa del Levante impidió cualquier tipo de posibilidad en el disparo.

La dificultad de medirse a una apisonadora es máxima y al final, la presión termina siendo insoportable. Gota a gota, el Atlético fue llenando un vaso que rebosó con una subida de Godín al área para igualar el partido. Un centro medido de Juanfran llegó a la cabeza del ‘kaiser’ uruguayo que hundió con su disparo al portero rival. Espoleados por la magia del Calderón, el equipo rojiblanco, en las botas de Villa, Costa y de nuevo Godín, sometió al Levante con una oleada de ataques que no tuvieron repercusión sobre el luminoso. El empate a uno sería el resultado de los primeros 45 minutos.

Diego Costa lo tiene muy claro, cristalino. A nuestra pantera indomable no le gusta el suspense, él es más directo, contundente. El Pichichi de la Liga BBVA puso en ventaja al Atlético, dos minutos después de comenzar el segundo acto, con un zurdazo inapelable. Los rojiblancos eran dueños y señores del encuentro, pero otra vez, la fortuna se aliaría con el Levante. Un mal despeje de Koke lo aprovechó Pedro Ríos que tras una carrera frenética batió a Courtois con un disparo ajustado a la cepa del poste.

El fútbol no estaba siendo consecuente con los actos de los roijblancos, que lejos de desanimarse continuaron a lo suyo. Las entradas de Adrián y Raúl García dieron aire fresco a las ofensivas colchoneras que encontraban una y otra vez la repuesta de una ordenada zaga valenciana. El Levante se olvidó de atacar y metió a todos sus jugadores a defender dando por bueno el empate. Un empate, por otra parte, nada valido para nuestra mentalidad inconformista. Juanfran, que llegó al área con el corazón, más que con la cabeza, fue derribado y Gónzalez Gónzalez señaló una pena máxima que sería transformada con clase y precisión por Diego Costa.

Tras el gol, el Levante se estiró en ataque en busca del empate pero la defensa rojiblanca tiró de oficio para evadir el peligro de los atacantes rivales en tres saques de esquina consecutivos al filo del minuto 90. Diego Costa tuvo el 4-2 en un mano a mano contra Keylor Navas que se marchó por muy poco. El Vicente Calderón jugó sus cartas y en los últimos minutos consiguieron llevar en brazos a nuestros titanes. El pitido final certificó la titánica victoria colchonera que termina el año como líder de la Liga BBVA con 46 puntos de 51 posibles. Felices y rojiblancas navidades.