Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA EPILEPSIA

La Fundación Atlético de Madrid se suma a la campaña ‘Conocer la Epilepsia nos hace Iguales’

Mario Hermoso protagoniza un vídeo en el cual define las pautas con las que atender a una persona que sufra una crisis e incluso, salvarle la vida.

Con motivo del Día Internacional de la Epilepsia, que tendrá lugar el lunes 10 de febrero, la Federación Española de la Epilepsia (FEDE) y la compañía UCB han impulsado la campaña ‘Conocer la Epilepsia nos hace Iguales’, a la cual se une la Fundación Atlético de Madrid mediante una acción protagonizada por Mario Hermoso.

Dicha acción muestra al defensa rojiblanco formulando a varios niños tres preguntas clave sobre cómo actuar ante una crisis epiléptica: ¿en qué postura se debe colocar a un paciente?, ¿hay que introducirle algo en la boca?, ¿hay que controlar el tiempo? y a continuación, ofrece las respuestas adecuadas a estas cuestiones y define unas sencillas pautas con las cuales se puede atender a una persona que sufra una crisis e incluso, salvarle la vida. 

La epilepsia es un trastorno neurológico crónico que afecta aproximadamente a 50 millones de personas en todo el mundo, unos seis millones en Europa. Aunque se desconoce su causa exacta se produce por un funcionamiento anormal esporádico de un grupo de neuronas. Se trata de una enfermedad que puede afectar a cualquier persona, sin importar edad, aunque es más proclive a darse en niños y adolescentes y personas de más de 65 años.

Aunque cada año se diagnostican en el mundo una media de dos millones de nuevos pacientes y ésta es una de las patologías crónicas más comunes, a día, de hoy los pacientes con epilepsia deben hacer frente a un grave estigma social derivado del desconocimiento.

En España más de 500.000 personas conviven a diario con la epilepsia, y se calcula que entre un 2% y un 5% de la población española experimentará, al menos una crisis epiléptica a lo largo de su vida lo que no implica que se trate de un paciente con epilepsia; y el riesgo de recaída se ha estimado entre el 23% y el 71%.